Volver atras Volver atras Blog RS

Escrito por

Diego Gómez

next

Transformación Digital

Transformación digital: personas, empresas y tecnología

La transformación digital está causando furor en esta vivencia de la tercera revolución industrial. Vivimos en un mundo cada vez más conectado; las tecnologías han cambiado la forma de relacionarnos, las empresas han cambiado sus modelos de negocio y sus procesos para estar a la vanguardia de la digitalización y las agencias buscan a nuevos profesionales que logren descifrar y descifrar estrategias para solucionar los fenómenos del control social. Así que, ¿Cómo está afectando la disrupción digital y cuáles son los retos a los que nos enfrentamos?

La penetración de Internet ya ha llegado al 50% de la población mundial. Eso conlleva que el poder se concentre en la conectividad. Hoy en día, pensamos en cómo hacer las cosas diferentes, en como introducir estos grandes cambios en la comunicación. Las fronteras ya no existen y los negocios y las empresas se orientan en el conocimiento en profundidad de sus clientes con el fin de ofrecerles nuevas experiencias, más cercanas y más humanas.

Todo cambio social ha tenido una herramienta mediática. En su momento, Internet dio la posibilidad de cambiar los flujos de espacio y tiempo, que fueron transformados por la tecnología de la información para generar conocimiento. Además, los cambios sociales han generado mutaciones constantes en la forma de relacionarnos y la transformación digital nos ha abierto múltiples posibilidades, obligándonos a replantear la forma en la que nos comunicamos.

De este modo, en la transformación digital de la comunicación, la conectividad ha sido el detonador en el desarrollo de modelos de planeación. Se trata del punto rojo donde convergen todos los esfuerzos en investigación de mercados y en análisis profundos de datos que muestran insights relevantes de  consumidores, tendencia, hábitos y frecuencias que ayudan a crear estrategias, procesos y mecanismos tecnológicos innovadores que logran atraer, conectar y mejorar la relación entre marcas y clientes.

Las nuevas formas de comunicación y las tendencias de hiperconectividad han cambiado las relaciones entre personas. Las ha convertido en una nueva especie, el “homo mobili”. Además, ha creado una barrera tecnológica para el contacto humano ya que todo gira entorno a la afectación y al aprovechamiento del tiempo, al desarrollo de aplicaciones en función de la simplificación de tareas, a la generación de nuevas costumbres y al cambio de hábitos de consumo.

Estos cambios en las relaciones entre personas ha provocado una lucha para no convertirnos en máquinas y ha dado lugar a enfoques como el Human Media que defiende la posibilidad de que las marcas puedan conectar sus productos y servicios según las experiencias del cliente que les permite encontrar el canal adecuado.  Todo esto, se basa en el uso de Internet como motor para democratizar la información y para que el contenido sea omnipresencial ya que permite a cualquier persona crear noticias, controlar y gestionar la propia reputación de una marca y narrar experiencias personales en diferentes formaros que en pocos segundos pueden convertirse en información global y útil para las empresas.

Humanizar la comunicación es más urgente que nunca. Es necesario personalizar los contenidos y los canales que usamos para relacionar la organización con sus grupos de interés. Así que, desarrollar la identidad digital de los profesionales de las empresas: convertir a sus empleados y colaboradores en embajadores de la marca en los medios sociales de Internet. Todo ello es posible gracias a la extensión de los dispositivos móviles que les convierten en conectores (hubs) e influyentes, más allá de su entorno más próximo, temporal y espacial. Pero con eso, las organizaciones se enfrentan a la infoxicación (el reto de conquistar la atención mediante contenidos de marca), a la hipertransparencia (el reto de proteger la reputación mediante una escucha inteligente) y a la personalización masiva (el reto de lograr recomendaciones a partir de la identidad digital).

Cada vez más, las empresas toman decisiones en entornos digitales de los que somos incapaces de desconectar. La línea que delimita contextos, momentos y espacios se ha vuelto muy delgada, casi difusa. El poder de las redes sociales ha cambiado la forma de relacionarse de las personas y las marcas. Ahora, el control de la comunicación está en la gente y la reputación se ha convertido en uno de los activos más preciados por las organizaciones. Hoy tener presencia digital es una obligación aunque no basta con estar; estar expuesto en la web trae consigo la apertura y la exposición de todo el ADN de la empresa, es decir, que pasa a ser hipertransparente que le obliga a desarrollar una estrategia Digital que logre conectar con el cableado de negocio.

Actualmente, la clave del éxito está en el contenido, en la orientación del mensaje para impactar en cada momento de relación con la audiencia. Este impacto se debe basar en la confianza (despertar y guiar el interés hacia nuestros valores de marca), la conexión (atraer a nuestros públicos e interactuar con ellos en sus puntos de contacto con la marca) y el engagement (seducir y retener a los públicos para alimentar las interacciones). Esta nueva visión ha afectado y obligado a las empresas a innovar de manera inmediata sus procesos, sus modelos de negocio, sus productos u toda su comunicación interna y externa.

De este modo, la transformación digital para las empresas se define como un proceso de gestión que orienta la estrategia, la cultura, los procesos y las capacidades de una organización para canalizar la disrupción creada por el contexto digital. Así que, con transformación digital las empresas se enfrentan a:

  • Un cambio de chip de la alta gerencia comprometida con las iniciativas en innovación

  • La creación de una cultura empresarial que brinde apoyo a las metodologías de planeación estratégica

  • Los procesos orientados al conocimiento profundo de los clientes, el análisis y la medición de datos

  • El desarrollo tecnológico como factor de diferenciación competitiva

  • La redefinición de su propuesta de valor

  • Los nuevos canales de ventas

  • La gestión, el control y la moderación de su reputación digital

  • La definición de recursos financieros que apoyen los proyectos de cambio

  • Y, lo más importante, las personas con ideales disruptivos, dispuestos a hacer que las cosas sucedan. Tal y como dice el investigador en neuromarketing y neuroinnovación Jürgen Klaric, “No creo en las empresas innovadoras, sino en las personas innovadoras, cuídalas que cuando partan se habrá ido la innovación”.


En relación a la tecnología, es importante que las empresas integren la analítica como herramienta para la toma de decisiones en tiempo real. El uso del data como principio y fin de las estrategias de comunicación son esenciales para la innovación de productos, servicios y efectividad en las campañas de marketing y publicidad ya que se puede entrar en un ciclo de ajustes continuo y en tiempo real.

Gracias al análisis de nuevos datos, las compañías serán capaces de proporcionar a sus clientes productos personalizados y hechos a medida, y además se destacará el llamado pago por uso por parte de las empresas, que son los productos cuyo precio se calcula según el correcto conocimiento del usuario. El consultor en innovación Jimmy Tadić  “la innovación ya no se mide sacando el mejor producto o servicio al mercado, sino posicionando una plataforma donde los productos puedan ser construidos, adaptados y legitimados por los usuarios”.

Las empresas están migrando hacia un proceso de transformación tecnológica. Los grandes desafíos que plantea la omnicanalidad hacen que las empresas piensen más en el desarrollo de productos y servicios tecnológicos relevantes y útiles para las personas. De esta forma, su esfuerzo publicitario se reduce al convertir a sus usuarios en Prosumidors, es decir, quienes consumen el producto y a la vez lo promueven. Esto hace que las estrategias de comunicación se piensen integralmente, donde ya no existe la división entre el on y el off. Se dimensionan campañas de mercado que tocan al usuario en sus nuevos canales.

La afectación digital en los medios le ha permitido a la publicidad evolucionar a otros niveles como en la compra programática y los modelos de agencias como BlakSio con el Math Maerketing (técnica que analida el data a través de modelos matemáticos) con el objetivo de conocer las necesidades específicas de los usuarios y para realizar inversiones más eficientes en los medios digitales. Actualmente, nos dirigimos hacia la creación de contenidos en realidad virtual y hacia la Inteligencia Artificial.

La realidad virtual ofrece a los usuarios la capacidad de manipular objetos digitales en el mundo virtual. Puede afectar a muchos sectores como la educación, la salud, el negocio inmobiliario y la comunicación corporativa. Además, las reuniones de negocios, las presentaciones, las conferencias y las iniciativas de marketing más avanzadas se celebrarán, muy probablemente, en entornos virtuales.

En relación a la Inteligencia Artificial, actualmente se está utilizando para análisis de Big Data, para detectar fraudes, para filtrar el spam o para manejar programaciones complejas y se encamina hacia un desarrollo clave en la gestión de la información.

De hecho, Narrative Science ha desarrollado una tecnología de inteligencia artificial para escribir artículos y reportajes basándose en datos y lo ha logrado con un lenguaje que resulta muy difícil de distinguir. Se usa, por ejemplo, para el análisis y el reportaje de datos corporativos. Spotter es una App que también usa inteligencia artificial para analizar el perfil del usuario y proporcionarle aquellas noticias que sean de su interés de manera personalizada. Además, la app conecta con Facebook y muestra un resumen de la noticia recomendada que luego permite ver la nota completa sin salir de la aplicación. Se pueden seguir temas, empresas o a otros usuarios.

A modo de conclusión, la transformación digital no es solo adaptarse sino crear cambios, tomar las oportunidades que nos brinda la economía de la conectividad para convertirlas en nuevos escenarios de negocio, lograr conectar con los clientes por medio de un conocimiento profundo de sus necesidades para entregarles productos y servicios que permitan ayudar a mejorar su calidad de vida. 

Posts relacionados

07-12-2018

La revolución en la experiencia de usuario: Voice...

Se prevé que en 2020, el 50% de las búsquedas a través del móvil se...

22-11-2018

¿Quieres medir la madurez digital de tu organización?

Si te estás enfrentando al reto de la transformación digital, sabrás que las personas de tu organización...

20-11-2018

1er Informe de Madurez Digital de los directivos...

"Los retos digitales de los directivos peruanos” RocaSalvatella, junto con Pacífico Business School, una de...

15-11-2018

Identificamos oportunidades en la NOAH Conference de Londres

El desafío de cualquier explorador es identificar nuevos territorios para descubrir, inspirarse y poder marcar...

Breves y eventos

partner with us
¿Preparado para transformar tu negocio?
Contáctanos arrowarrow